Adblue 100% compatible con la ISO22241

10 enero, 2018

Todos los fabricantes de vehículos que incluyen modelos que operan con AdBlue exigen – por parte de los fabricantes del producto – el cumplimiento de las normativas ISO22241, como es el caso de FILLBLUE. 

Estas normativas son una garantía de que todo el proceso de fabricación, almacenaje y distribución siguen con los protocolos estrictos que dicha normativa marca.

Para comprobar que un fabricante de AdBlue® cumple con dicha normativa, debe tener en vigor la licencia de fabricación otorgada por la VDA (Asociación Automovilística Alemana que es propietaria de la marca registrada AdBlue®).

Usted puede comprobar si su proveedor de AdBlue® tiene licencia en vigor en el siguiente enlace:

Licencias VDA

En este documento podrá comprobar también si su proveedor de AdBlue®, aún teniendo una licencia de fabricación de la VDA, ha sido auditado o no según la ISO22241.

Muchos fabricantes de AdBlue® con licencia de fabricación evaden ser auditados por la VDA por el simple hecho de ser grandes empresas, con el riesgo de no estar cumpliendo el 100% de su tiempo con la normativa.

La ISO22241 es la normativa que exige que toda la cadena de fabricación, almacenaje y distribución de AdBlue® tenga las garantías totales para que el producto no pueda causar ningún daño a su vehículo. Evita la contaminación en cualquier punto de la cadena de distribución y asegura el repostaje de un producto que no causa problemas.

Es su deber exigir siempre la licencia de fabricación de la VDA en vigor a su proveedor de AdBlue® habitual.

Debe asegurarse que el AdBlue® que reposta en su vehículo es un producto autentico. Puede encontrar productos en el mercado que se venden como tal pero no cumplen con los requisitos anteriormente descritos.

El AdBlue® es una disolución de urea al 32,5% en peso. Esta definición, a priori, parece de muy fácil formulación pero, si no se es conocedor de todos los entresijos que la ISO22241 describe, se puede incurrir en un error grave en la cadena de distribución, almacenaje o fabricación. A veces, muchos consumidores, por ahorrar unos centimos por litro, pueden verse obligados a invertir en reparaciones de miles de euros para sus vehículos.

El AdBlue® es una marca registrada por la VDA (Verband der Automovilindustrie) y solo esta asociación es quien puede dar las absolutas garantías sobre la calidad del producto.

We Are Elmer